Hostelería, toque de queda y ayuno intermitente

Hostelería, toque de queda y ayuno intermitente

Estamos viviendo unos meses de incertidumbre, miedo y frustración. La impotencia de estar ante un mal tan grande y sin solución por ahora, nos atenaza y va crispando los nervios del españolito de a pie.

El nuevo toque de queda nos ha dejado patidifusos, pero sobre todo al sector hostelero, si ya el turismo se ha visto hundido por la crisis del COVID19, este nuevo horario puede ser un palo mucho más grande y demoledor. 

Pero no todo van a ser malas noticias.

 

TENGO LA SOLUCIÓN A LA CRISIS DEL SECTOR HOSTELERO POR EL NUEVO TOQUE DE QUEDA; EL AYUNO INTERMITENTE.

Para los que todavía no estéis familiarizados con esta moda, según algunos nueva, según otros más vieja que el hilo negro, el ayuno intermitente es “la no ingesta de alimentos durante un periodo concreto de tiempo”, es decir, si lo hacemos por horas, sería algo así como estar unas determinadas horas sin comer a lo largo del día, mientras que la comida se haría en otra franja horaria concreta. De esta manera se le llama 16/8 al más habitual que es estar 16 horas sin comer y alimentarse en el trascurso de las otras 8 horas. También se hace un 20/4 o 22/2 con lo cual se reduce al día las horas que utiliza una persona para alimentarse. Últimamente han salido muchos estudios y papers refiriéndose a este tipo de alimentación con conclusiones de sus beneficios para ciertas patologías y como siempre multitud de detractores así como infinidad de fanáticos del AI(ayuno intermitente).

Con toda esta movida, mucha gente no se da cuenta que si adelantas la cena un poquito, tipo 7-8 de la tarde y atrasas el desayuno, en vez de desayunar al levantarte lo haces a las 11 o las 12 ya estás consiguiendo una ventana de 16 horas sin comer. 

 

Puede que haya gente que lleve toda la vida haciendo ayuno intermitente y no lo sepa.

 

Os estaréis preguntando que tiene esto que ver con el problema de la hostelería y el toque de queda… pues bien, he aquí la solución:

Los restaurantes han cambiado horarios para atender al público por orden gubernamental. Esto quiere decir que se ha reducido su tiempo de trabajo y por tanto su beneficio.

 

 ¡Amigos!

 

Hagamos Ayuno intermitente. Hagamos un 22/2. 

Ve a tu bar o restaurante favorito, y te pides el desayuno, la comida y la cena de una tacada, todo a la vez, no pasa nada que tardes un poquito más, ve despacio, tienes dos horas para comer, pero come bien, elige buena comida y nada de ultraprocesados, azúcar o comida basura. 

El ayuno nos beneficiará a nosotros y comer toda la ingesta necesaria de un día en una sola comida le vendrá muy bien a los bares y restaurantes de nuestra ciudad.

Es el momento de ayudar a la hostelería. Es el momento de ganar salud, comer saludable y conseguir todos los supuesto beneficios del ayuno intermitente haciendo un 22/2 fuera de casa.

 

Ayuda a la hostelería, haz ayuno intermitente.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog ahora de manera gratuita para recibir en tu correo electrónico los próximos artículos que vaya escribiendo sobre nutrición saludable dejándome tu dirección aquí. No la usaré para nada ajeno al blog ni recibirás correo basura mío, y podrás darte de baja en cualquier momento haciendo un sólo click. También te agradezco que compartas este artículo en las redes sociales para darle difusión y llegar a más personas.



X
A %d blogueros les gusta esto: